De los libros de correspondencia de la Tercera.

Valparaíso, Agosto 26 de 1906

Sr. Superintendente.

            Por medio de la presente me permito poner en su conocimiento los distintos servicios prestados por la 3ª.Compañía de Bomberos, desde la noche del 16 de Agosto hasta el 24 del mismo, con motivo del gran terremoto que tuvo lugar en la indicada fecha.

            A consecuencia de éste la parte interior del edificio, donde estaba instalada la secretaría se vino abajo sepultando en los escombros nuestro estandarte, archivo, mobiliario, &, quedando el resto del edificio en lamentable condiciones, a tal punto, que por orden de las autoridades tuvieron que aplicarle dinamita, quedando en pie solo la parte baja del edificio, desapareciéndole segundo y torre.

            El material rodante tirado por caballos salió a las 8.30 PM armando la bomba en la Plaza de la Victoria para atacar los incendios producidos en las calles Independencia y Victoria, entre Carrera y Rodríguez. Se colocaron dos pistones, uno por cada una de las indicadas calles; pero desgraciadamente después de las dos horas de trabajo se concluyó el agua del pozo y el fuego tomaba más fuerza, a tal punto, que desesperaba por salvar los edificios de las manzanas contiguas. Acudimos inmediatamente a los grifos, los que no tenían agua a consecuencia de las roturas de las cañerías que se habían producido con el terremoto.

            Siendo de filtraciones el pozo de la plaza, cada media hora se podia renovar el trabajo por espacio de una hora, con baja presión en mangueras, pudiendo mantenernos en esta forma hasta el 17, a las 11 AM.

            En seguida acudimos al grande incendio producido en el Círculo España, calle Condell, para evita con esto que el fuego llegara a la Plaza Victoria, que estaba convertida en campamento de todas las familias de la vecindad. Nuestros esfuerzos fueron coronados de buen éxito, pues pudimos contener el fuego en la casa contigua al Club de Septiembre, pero por falta de agua y carbón paralizamos el trabajo a las 7 PM.

            Luego se recibió ausilio de carbón de la Armada siguiendo inmediatamente en nuestro trabajo para salvar los edificios del lado norte de la calle Victoria, labor que duró con pequeñas interrupciones hasta el amanecer del dia 18.

            El personal se ocupó enseguida del salvataje del mobiliario de nuestro cuartel, lo que se pudo conseguir después de muchos esfuerzos. Este ha quedado en un estado lamentable.

            En la tarde del 18 se organizó el trabajo en el incendio de la calle Victoria, entrebarrera y Las Heras, acera norte, tropezando siempre con el inconveniente de falta de agua.

            A medio dia del 19 el grifo ubicado en la calle Victoria esq. Edwards tuvo suficiente presión para el trabajo, lo que se logró inmediatamente pudiendo contener el fuego en el edificio del Club Central, durando el trabajo hasta las dos de la madrugada.

            El dia 20, a las 3 de la tarde se comunicó el fuego a la propiedad, habitada por doña Juana Ross de Edwards, plaza de la Victoria, y gracias al gran esfuerzo hecho y con el ausilio de nuevo personal, pudimos salvar el primer cuerpo del edificio, terminando nuestro trabajo a las 6 ½ de la tarde.

            El mismo dia 20, a las 8 de la noche se produjo un grande incendio, en la avenida Brasil esquina Edwards. Nuestra compañía a pedido de las autoridades, alimentó a la bomba de la 7ª que se ubicó en la Avenida esquina Edwards, para trabajar con un gran chorro y salvar los edificios colindantes. A las 2 de la mañana sufrió un desperfecto la bomba de la 7ª, no pudiendo, por esta causa, continuar el trabajo. El fuego redujo a escombros hasta el edificio y casa habitación de don Francisco Javier Riesco.

            La 3ª. Sufrió un desperfecto en su máquina, la que quedó fuera de servicio hasta la tarde del 21, trabajando desde entonces hasta las 7 AM del viernes 24, en apagar los escombros en la Gran Avenida, que se incendian con fuerza a causa de una cantidad de tarros de ácido sulfúrico que existían en una bodega continua a la casa de Saavedra, Bernard y Ca.

            Tengo que dar cuenta también, que parte de nuestro personal, todo aquel que tuvo que atender personalmente a sus familias, montaron guardia en la noche en el barrio que a cada uno le correspondía, evitando con esto una cantidad de tentativas de incendios, principalmente en el barrio de Independencia y Delicias. No entro en detalle sobre este punto por que sería largo reenumerar.

            Para hacer el indicado servicio, se recibió de los Arsenales 20 carabinas Mauser, las que fueron entregadas a la  Compañía por conducto del Secretario según orden de Ud.

            Me resta solo esperar que sea de su aprobación en la forma que se ha hecho el trabajo, pues hemos obrado independientemente a cuasa de no haber recibido órdenes superiores.

            Saluda a Ud. con la mayor consideración.

R. F. Delano

Capitán

Manuel Ojeda

Secretario

Al Señor Juan E. Taylor

Superintendente del Cuerpo de Bomberos

Categories:

Tags:

Aún sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.